Diferencias entre novela negra, policiaca, suspenso…

 

Diferencias entre novela negra, policiaca, suspenso… La novela negra es una clase de texto o género literario dentro de la novela, que es a su vez un subgénero de la narrativa.

 

Aún recuerdo, como si fuera ayer, cuando leí mi primera novela negra, La llave de cristal de Dashiell Hammett, uno de los más grandes autores de este género. A mis escasos veinte años, y sin haber entrado de lleno a la lectura, me di cuenta de que la novela negra sería el género literario que más disfrutaría. Y el tiempo solo me dio la razón, pues no solo se convirtió en mi favorito, sino que, veinte años después, comencé a escribir mi primera novela. Te preguntarás, ¿qué género? Lo adivinaste, ¡novela negra!

 

En este artículo voy a hablar de cinco diferentes tipos de novela negra. Después de todo, y junto con la novela romántica, este género se ha convertido en uno de los favoritos de muchos lectores, convirtiendo así a la novela negra en el best-seller de muchas librerías, tanto virtuales como tradicionales.

Diferencias entre novela negra, policiaca, suspenso… Click To Tweet

 

Diferencias entre novela negra, policiaca, suspenso…La novela negra

La novela negra, al menos en sus inicios, presenta un ambiente y una atmosfera de miedo, violencia, injusticia, e inseguridad. Este tipo de novela nace en los Estados Unidos y comienza a aparecer en la década de 1920, cuando el país estaba pasando por unas de sus peores épocas; es por eso que se concentra en: corrupción, tanto política como policial, gánsteres, el poder sobre el dinero, la violencia y el crimen organizado. Por otro lado, el detective, en muchas ocasiones, suele jugar el papel de fracasado y cínico, quien la mayor parte del tiempo termina salvándose por el pelo de una rana calva. Un claro ejemplo de la novela negra sería Cosecha roja de Dashiell Hammett.

 

La novela enigma

Este tipo de novela se enfoca en la evolución de la trama del misterio a la explicación del mismo; de un asesinato a la revelación del culpable de dicho asesinato, dándole mucho más protagonismo al detective, quien en la mayoría de los casos deberá usar sus dotes de observador para resolver el caso. Cabe mencionar que en los años 1920-1930 a este tipo de novela se consideraba como un juego entre el autor y el lector. También se la conoce como novela-problema. Un claro ejemplo de la novela enigma sería La carta robada de Edgar Allan Poe.

 

La novela de suspenso

Mientras que la novela negra y la novela de enigma son protagonizadas en la mayoría de los casos por un detective, la novela de suspenso se podría definir como la novela de «la víctima». En este tipo de novelas, el autor pone a un personaje o a varios en situaciones de peligro, los envuelve en intrigas y complots. La principal característica de esta novela es que tanto el suspenso como la emoción van aumentando rápidamente con cada párrafo que lees, lo que causa que la lectura sea mucho más rápida y dinámica. Un claro ejemplo de este tipo de novela sería Órdenes Sagradas de Benjamín Black.

 

El thriller

El término «thriller» proviene del verbo inglés, «thrill», cuyo significado es asustar, emocionar, estremecer, excitar. Anteriormente, solo se usaba de manera genérica refiriéndose a la novela negra, policiaca o espionaje. Sin embargo, en los últimos tiempos, esto ha cambiado y se le ha asignado su propio estilo. Una de las principales características de este tipo de novela es mantener al lector en tensión con trampas complejas y estructuradas dentro de la misma. Un claro ejemplo de la novela thriller sería Ventana secreta, jardín secreto de Stephen King.

 

Diferencias entre novela negra, policiaca, suspenso…La novela policiaca

Este tipo de novela es mucho más formal, por así decirlo, ya que el autor trata de ser lo más realista posible. Es por eso que sus escenas, investigaciones, crímenes y demás van acompañados de policías y detectives profesionales respetando así las formas habituales en una investigación criminal. Un claro ejemplo de la novela policiaca sería Los crímenes de la calle Morgue de Edgar Allan Poe.

 

Como verás, la novela negra, thriller, policiaca, suspenso y enigma tienen un algo en común: lograr que el lector viva y sienta todas y cada una de esas emociones, que se meta en la historia de un forma única y que siempre esté al tanto no solo de lo que está sucediendo, sino de lo más importante, de qué es lo que va a suceder.

 

Y tú, ¿cuál de ellas disfrutas más? ¿Cuál es tu favorita? Si quieres saber cuál es mi preferida, lo único que tienes que hacer es preguntármelo, aunque si has leído algunos de mis artículos anteriormente me imagino que ya lo sabrás.

 

Por lo pronto, es todo de mi parte, recibe un fuerte abrazo y gracias por tu apoyo. Recuerda: «Siempre habrá un libro esperándote con las páginas abiertas».

Si quieres recibir mis artículos en tu correo, suscríbete al boletín.


 

Diferencias entre novela negra, policiaca, suspenso…

Comparte esta entrada en: